Misal Romano

Encuentra aquí el Misal romano con el que podrás celebrar la misa según el rito romano. En este libro litúrgico encontrarás todas las oraciones y ceremonias.

En nuestra tienda encontrarás bonitos misales con encuadernaciones de cuero y portadas con detalles grabados en color rojo y oro. Mira nuestro catálogo y elige el que más se ajuste a tus necesidades, presupuesto y preferencias.

Catálogo de Misales Romanos al Mejor Precio

Cuentas además con información práctica sobre el misal romano para que puedas exprimir al máximo las posibilidades de este libro litúrgico en tus ceremonias, oficios y celebraciones.

Elige cualquier de nuestros misales y completa así todo lo que necesitas para el santo oficio.

Orígen del Misal Romano

En un momento en la historia bastante anterior a la Alta Edad Media, se usaban para la celebración de misa libros como el leccionario y el sacramental.

Progresivamente fueron apareciendo manuscritos que integraban las distintas partes en un solo libro llamado «Missale plenum» (Misal completo o pleno).

Igualmente vieron la luz versiones reducidas de estos misales de menor tamaño y que contenían solo las misas de los domingos y los días festivos cuyo uso estaba destinado a los feligreses como los libros de piedad.

Codificación de San Pio V

Gracias a la iniciativa del Concilio de Trento, el obispo de Roma San Pio V promulgó la Bula Quo primum tempore en el año 1570 que llevó a la codificación del Misal romano. Si bien es cierto que hasta el Concilio Vaticano II hubieron algunas ligeras reformas.

Reformas del Misal Romano

Aquí se listan las modificaciones sobre el misal romano llevadas a cabo por los diferentes obispos de Roma como por ejemplo la inclusión de prefacios, ediciones de rúbricas o inclusión de nuevos santos.

7/7/1604, Clemente VIII: «Cum Sanctissimum».

2/9/1634, Urbano VIII: Bula «Si quid est».

1903 y 1911, Pio X: Se añade la sección «Additiones et variationes in rubricis Missalis«, «Divina afflatu» que afectaba al Breviario, «Inter pastoralis officii sollicitudines» que afectaba al canto gregoriano

9/2/1951, Pio XII: Decreto Dominicae Resurrectionis

16/11/1955, Pio XII:  Maxima Redemptionis a través de la cual se modifican de forma profunda los textos de los rituales de la Vigilia Pascual y Semana Santa 

25/7/1960, Juan XXIII:  Rubricarum instructum con el que reformó las rúbricas y añadió el nombre de San José en el canon de la misa.

4/12/1963, Concilio Vaticano II: Constitución Sacrosanctum Concilium aprobada por el Obispo de Roma.

3/4/1969, Pablo VI: Constitución Apostolica Missale Romanum que recupera ciertos aspectos del rito romano que habían ido desapareciendo por desuso como por ejemplo: oración de los fieles, el orden de 3 lecturas en la misa, introducción de varias plegarias (Traditio Apostolica de Hipólito de Roma y la plegaria basada en la anáfora procedente del rito antioqueno)

1970. Aparición de la nueva edición del Misal romano que contaba con las modificaciones realizadas en 1969 apaareciendo además en ediciones bilingües y en versiones oficiales en lenguas vernáculas.

1984. En este año se aprueban variantes del misal que incorporal elementos del rito de Sarum, de las versiones de 1928 y de 1979 del libro de la Oración Común anglicano, del misal Romano así como del misal inglés para los Ordinariatos personales integrados por conversos del anglicanismo. Este misal se conoce como el misal de Uso Anglicano.

En cuanto a una segunda adaptación aceptada fue el conocido como Misal de Uso del Zaire, usado en algunos países africanos siendo este una versión inculturada congoleña.

2002. Benedicto XVI: Determinó que pueden usarse tanto el Misal de San Pio V (revisado por Juan XXIII), como la Misa del rito romano así como el Misal romano de Pablo VI. Cabe mencionar el Misal de 1962 se debe usar solo en latín y que el Misal de Pablo VI puede usarse tanto en latín como en cualquier otras de las lenguas en las que haya una traducción aprobada por el Vaticano.