reino de dios anunciado por pescado

¿Fue el Reino de Dios Anunciado por Pescados?

Simón Pedro y sus compañeros habían pescado toda la noche, pero no habían capturado nada, sin embargo, a las órdenes de Jesús, sus redes de pesca se llenaron de tantos peces que los barcos comenzaron a hundirse [Lucas 5:1–11].

Este milagro demostró la autoridad de Jesús sobre la naturaleza y mostró su poder para proveer para los necesitados (similar al milagro del maná que Dios realizó para los israelitas errantes en el desierto; véase éxodo 16:1–36). Sin embargo, al igual que con todos los milagros de Jesús, este acontecimiento se puede entender en un nivel más profundo.

Esta captura milagrosa de peces ilustra un aspecto clave del ministerio de Jesús: Su llamada, cuando se obedece, lo cambia todo. Tan pronto como Pedro vio las redes desbordantes, reconoció su pecado en contraste con el poder de Jesús. A partir de ese momento, todas las prioridades en la vida de los pescadores cambiaron, y las cosas que antes parecían importantes (los peces, los barcos, sus medios de vida) ya no parecían tan pobres.

El libro de Amós utiliza una metáfora de la pesca para referirse al juicio de Israel: El pueblo de Israel sería capturado como un pez y llevado al exilio (véase Amós 4:2). Jesús, sin embargo, utilizó la pesca para simbolizar el acto de reunir discípulos en su reino, dando a la metáfora el significado opuesto.

Lejos de simplemente una captura milagrosa de peces, que era impresionante en sí mismo, el milagro de Jesús fue uno de los muchos que indicaron la llegada del reino de los cielos. Los pescadores, como muchos otros que experimentaron los milagros de Jesús, nunca serían los mismos. La autoridad de Jesús para realizar milagros testificó una verdad más profunda: ElcMesías tan esperado había llegado.