¿Qué don recibió Mateo?

Esos primeros discípulos y seguidores de Cristo se dieron cuenta de que caminar con Jesús no sería fácil, pero también conocieron las grandes recompensas de seguirlo.

Mira a Mateo. Renunció a la seguridad financiera, pero también abandonó una carrera deshonesta. Jesús restauró su carácter y le dio la vida eterna

Palabras de Jesús, «Sígueme», hablaron al corazón de Mateo. Cuando Jesús dijo: «Sígueme», fue más una orden que una llamada, en realidad. Estaba diciendo: «¡Comienza hoy, y por el resto de tu vida, sígueme!» Y «Sígueme» no significa seguir por detrás. ¡Significa caminar al lado!

Qué magnífica invitación recibió Mateo. El gran Dios del universo dijo: «¡Ven a caminar a mi lado ahora y para siempre!»

Verás, la invitación a seguir a Jesús fue realmente un gran regalo para Mateo. Un hombre que pensaba que nunca podría ser perdonado, se convirtió en un seguidor. ¡Empezó de nuevo en Jesús!

Y Jesús os ofrece la misma invitación… el regalo de sí mismo a ti. Lo que significa que puedes apartarte de tu pasado.

En este momento, Jesucristo está pasando tu camino y está llamando a tu nombre diciendo, «Sígueme». ¡Deja tu pecado y entra en un nuevo futuro con él!