creer en la resurreccion

¿Necesitamos creer en la Resurrección de Cristo?

Creer que el Señor Jesucristo resucitó de entre los muertos es esencial para los cristianos. El mero hecho de reconocer que murió por nuestros pecados no es suficiente; debemos aceptar Su resurrección para recibir la vida eterna.

Cristo pagó nuestra deuda, pero Su sacrificio en la cruz no significa nada si no posee poder sobre la tumba. Al vencer el mal y la muerte, el Señor hizo posible nuestra salvación.

La resurrección de Jesús demostró que fue capaz de eliminar el pecado y su pena. Suponiendo que Cristo permaneciera muerto significaría aceptar lo contrario, que los creyentes todavía están en pecado. Y el final inevitable de una vida pecaminosa es la muerte.

En consecuencia, una persona que niega la naturaleza eterna de Cristo mira hacia un futuro vacío. Bertrand Russell, un famoso filósofo ateo, ofreció esta triste descripción de tal desesperanza: «Breve e impotente es la vida del hombre. En su carrera y toda su raza, la perdición segura lenta cae, despiadada y oscura.

En lugar de disfrutar de la libertad cristiana y anticipar un hogar en el cielo, los que rechazan la resurrección son esclavos del presente, sin verdadera esperanza ni significado en la vida. La carrera, la familia y las buenas obras pueden ofrecer un breve placer, pero no el tipo de gozo que proviene de saber que tenemos razón con el Señor y de trabajar en Su voluntad.

La resurrección no es un tema confesional ni un punto de debate teológico. O creemos que Cristo resucitó de entre los muertos y ascendió al cielo o no. Si rechazamos Su victoria sobre la tumba, nos negamos a nosotros mismos un lugar en la eternidad. Pero si aceptamos la verdad, Pablo asegura que seremos salvos.